10 marcas que amamos y nos emocionan

Imagen

Cuando oyes su nombre, o ves su logo, no puedes evitar que algo se remueva en tu interior; durante unos segundos, apenas perceptibles, te quedas extasiado, y en ese preciso instante te sorprendes suspirando? sí, es ella, es la marca de tus sueños; la que todavía, tras el paso del tiempo, consigue conmoverte. No sabrías decir por qué, pero tiene algo especial, que hace que te sientas irremediablemente atraído por ella.

¿Cuál es el secreto de estas marcas?

David Montero,  quién ha dirigido equipos de ventas de alto rendimiento durante más de 10 años, ofrece un poco de luz al respecto: “El amor es la respuesta.  El amor que sentimos por nuestras marcas preferidas. Ese vínculo emocional que nos une con las personas, esposa, hijos, amigos, colegas, también se establece entre nosotros y las marcas y productos que nos rodean”.

Pero, ¿Por qué amamos una marca? Generalmente, porque forma parte de nuestra historia, la percibimos como nuestra o porque compartimos su filosofía. Nos sentimos identificados con ella de una manera u otra. Cada uno tendrá su propia razón para elegirlas.

Kevin Roberts, una de las figuras más importantes de la publicidad y el marketing de las últimas décadas afirmó poniendo de manifiesto que “lo que mueve a los seres humanos es la emoción, no la razón”.

Esta especie de simbiosis o vínculo emocional también se ve reflejado en la popularidad de dichas marcas en los medios y redes sociales donde su presencia arrastra consigo a miles de fans y seguidores, demostrando con ello una relación directa entre el nivel de emoción y la pasión que genera una marca y su número de seguidores en este tipo de medios.

¿Cuales son estas marcas?

Existen muchas marcas a las que podríamos aplicar el calificativo de LoveMarks o marcas que verdaderamente emocionan. En nuestro TOP 10, hemos destacado algunas de ellas.

Apple: Esa manzanita es una auténtica tentación hecha realidad; no puedes evitar desear cada producto que lanza al mercado. Es el máximo exponente el diseño, que durante más de 30 años se ha mantenido en el podio. Ha conseguido dar status a la informática y que mostremos orgullosos nuestro equipo de trabajo, sin temor a ser considerados como un bicho raro.

Google: La gran G. Los chicos de Mountain View han logrado montar un verdadero imperio, cuyos pilares se sostienen, según ellos, en su vocación por organizar toda la información existente en el mundo y hacerla universalmente accesible y útil. Su nombre ha llegado a considerarse como sinónimo de internet: “Búscalo en Google”. A menudo nos sorprenden con detalles y novedades, como sus ya famosos doodles, para alegrarnos el día a quienes pasamos muchas horas buceando en sus páginas. Por otra parte, está su filosofía de trabajo, que se han encargado de transmitir a los cuatro vientos ¿hay alguien que no desee trabajar en Google?

Coca-Cola: La chispa de la vida, con eso no habría más que decir. Una marca de bebida refrescante que ha conseguido extender una marea roja sobre el panorama publicitario de ayer, hoy y siempre? ¿quién no espera ansiadamente cada navidad el anuncio de la Coca-Cola? Su sola mención denota alegría, hace que evoques sus burbujas, su dulce sabor? una fiesta no es lo mismo sin ella

Ikea: El ingenio sueco que ha conseguido formar parte de todos los hogares. Su filosofía se basa en una premisa muy simple: diseño para todos, a bajo coste. Su idea de negocio sigue siendo la misma que allá por los años 40 movió a su fundador, un joven granjero sueco a emprender su actividad comercial: “vender artículos que cubrieran diversas necesidades, a precios accesibles”. ¿sabes de alguien que no tenga en casa un mueble de Ikea?
Cuenta además con una reputación intachable, siendo un claro ejemplo de compromiso social y responsabilidad con el medio ambiente; es ?la marca buena y comprometida?.

Cadbury, el chocolate con más de un siglo de historia. Esta empresa inglesa ha endulzado a varias generaciones; sus admiradores ensalzan su potente efecto antiestrés, su facilidad para evadirles de su rutina y llevarles a un paraíso lleno de su exótico sabor; que les acompaña tanto en sus momentos tristes y melancólicos como en aquellos más divertidos.

Adidas, la marca de los deportistas. Desde su nacimiento estuvo ligada al mundo del deporte. Su primer golpe de suerte lo vivió en los Juegos Olímpicos de Berlín, en 1936, de la mano del atleta Jesse Owens. Durante todos estos años la empresa ha sabido mantener su espíritu deportivo, mantenerse fiel a sus principios, lo que le ha llevado a constituirse como el principal fabricante de ropa deportiva en Europa.

Starbucks, la experiencia de tomar un café. Quién iba a pensar que un servicio de “café rápido” podría llegar a constituirse en todo un símbolo, hasta el punto de que cuando piensas en “café” te viene a la mente uno de sus deliciosos combinados. Sus establecimientos están diseñados para ofrecer una experiencia altamente satisfactoria para los clientes, desde el ambiente que en ellos se recrea, hasta la atención del camarero, o el poder disponer de wifi gratuito.

Lego, construye pieza a pieza todo lo que pase por tu imaginación.Mucho más que un juguete para niños. Su nombre viene del danés “leg godt” que significa “juega bien” y eso es lo que ha conseguido con este entretenimiento para niños y mayores a base de piezas de plástico interconectables de vivos colores. A su alrededor ha crecido toda una cultura, que ha utilizado sus piezas para recrear ciudades, personajes de ficción, como los de la Guerra de las Galaxias o grandes obras de la tecnología, como aviones o coches de Fórmula 1.

Harley Davidson, una filosofía de vida. Esta marca ha conseguido crear una verdadera religión, ha constituido una auténtica cultura motera, donde sus integrantes no dudan en mostrar orgullosos sus tatuajes con el logo de la marca. Sus concesionarios son auténticos templos de culto, donde no puede faltar un sinfín de accesorios y complementos para sus motocicletas. El característico rugido de su motor es inconfundible, y como tal lo exhiben, tanto en sus traslados en solitario, como en sus ya multitudinarias y famosas concentraciones.

BMW. La germana del automotor, a pesar de ser una marca fabricante de vehículos de alta gama y no accesibles para cualquier bolsillo, es sin duda una de las más deseadas, emocionando y levantando pasiones entre los amantes del motor. Sin duda BMW ha logrado posicionarse como un icono de las carreteras convirtiendo sus vehículos en el sueño de miles personas. Quién ha tenido el privilegio de  conducir o poseer uno de ellos ha podido experimentar esa sensación y un cúmulo de emociones que lo vinculan a la propia marca.

¿Cuál es la marca que más te emociona?

Fuente:puromarketing

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s