Marketing y Publicidad Profesional

Los inversores internacionales enfocan a la ‘start up’ española

LUPA SOBRE UN INDICE.

Fuente: EXPANSION

POR Mamen Ponce de León

La inyección de recursos internacionales en proyectos emprendedores made in Spain ascendió a 395 millones de euros el año pasado, un 157% más que en 2014, según Ascri, la patronal del capital riesgo.

El cóctel start up y España cada vez despierta más apetito en los inversores internacionales. Ávidos por encontrar proyectos que respaldar con vistas a sacar una rentabilidad posterior, los fondos que buscan oportunidades por todo el planeta enfocan a las pymes innovadoras españolas como nunca antes. Y esto es algo que no solo se respira en el sector, sino que ya constatan los datos.

El venture capital (categoría de inversión orientada a empresas que todavía transitan etapas iniciales) vivió una auténtica explosión en España durante 2015. La industria local despegó con fuerza y asistió a una oleada de gestoras debutantes y de nuevos vehículos de otras ya existentes, pero el periodo no se explicaría igual sin el revulsivo de los fondos foráneos. Su apuesta inversora batió todos los récords.

La inyección de recursos internacionales en proyectos emprendedores made in Spain ascendió a 395 millones de euros el año pasado, un 157% más que en 2014, según Ascri, la patronal del capital riesgo. Esta cantidad representa el 67,5% de la inversión total del venture capital registrada en el periodo, que alcanzó los 585,7 millones, y que también es la más alta en la joven trayectoria de esta industria en España.

Ambos hitos dan alas a las expectativas de evolución del sector. «Los fondos internacionales empiezan a invertir con intensidad en España y eso es una buenísima noticia», subrayaba Javier Ulecia, presidente de Ascri y socio Fundador de Bullnet Capital, durante la presentación de los resultados del capital riesgo en 2015 la pasada semana. «Es síntoma de que el ecosistema emprendedor español empieza a madurar», incidió.

Por número de operaciones, los vehículos foráneos han pasado de intervenir en 35 transacciones de venture capital en 2014 a 83 el año pasado. Y basta revisar algunas de las principales para comprobar que entre los proveedores de recursos se encuentran los primeros 20 fondos internacionales de esta industria, de casi todas las procedencias: europeos, norteamericanos e incluso alguno asiático. Ulecia remarcó: «Coinvierten con fondos españoles, y eso es muy positivo porque aprendemos a conocernos».

Además, «el perfil de las compañías en las que invierten empieza a ser variado», añadía el presidente de Ascri. Así, aunque las start ups vinculadas al sector informático e Internet continúan siendo las que más atención reciben, otras áreas como la industria farmacéutica y la biotecnología o los servicios financieros se han colado en el listado de operaciones del año.

Laboratorios Sanifit es uno de los exponentes destacados de esta creciente diversidad. El proyecto surgido en la Universidad de las Islas Baleares cerró una ampliación de capital de casi 40 millones de euros en septiembre, que estuvo capitaneada por el fondo español Ysios Capital, pero en la que participaron firmas internacionales de relieve, como Lundbeckfond Ventures, Forbion Capital Partners, Gilde Healthcare o Edmond de Rothschild Investment Partners.

Contraste

El estirón de la inversión extranjera en venture capital en 2015 contrasta con la más bien tibia apuesta de los fondos foráneos de private equity por las compañías españolas más desarrolladas. La inyección global de entidades internacionales ascendió a 1.546 millones (incluidos los 395 millones aportados en start ups), un 43% menos que un año atrás.

La patronal del sector atribuye ese recorte a la exigua materialización de megaoperaciones. Sólo hubo cuatro adquisiciones de más de 100 millones, frente a las 11 de 2014. Dado que las cantidades que mueve el venture capital no son tan abultadas como las de capital riesgo, es lógico que el incremento de la inversión extranjera en empresas que transitan fases tempranas no haya sido capaz de compensar el retroceso de esas transacciones millonarias.

La incertidumbre política es uno de los motivos que han pesado en el enfriamiento del mercado de las grandes compras, según Ascri. Y la tendencia contraria que ha experimentado venture capital viene a indicar, también según la patronal, que esa inestabilidad «tiene mucha menor importancia cuando las receptoras de la inversión son empresas innovadoras y globales».

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s