12 reglas para triunfar en las redes sociales

Hay que tener cierta actitud para ser exitoso en las redes sociales, quienes trabajan en ellas deben practicar los hábitos que propone PR Daily (Fuente)

1. Ayudar

Da igual que tengan 1.000 o 100.000 seguidores, los verdaderos profesionales de las redes sociales siempre sacan tiempo para ayudar a otros usuarios y compartir con ellos su “sabiduría”.

2. Compartir con justicia

Los verdaderos profesionales de los contenidos nunca “roban” contenidos. Lo fabrican por sí mismos y lo distribuyen generosamente en todas las plataformas a su alcance.

3. Dar las gracias

La palabra “gracias” forma parte del vocabulario habitual de los profesionales de los social media.

4. Recordar

Los profesionales de los social media son humildes y recuerdan que hubo una época en la que tampoco ellos sabían lo que era twittear y retwittear.

5. No ser condescendiente

Mostrarse comprensivo con los novatos en los social media no equivale a tratarlos con condescendencia.

6. Seguir

Los expertos en social media no tienen inconveniente en seguir a otros internautas si creen que su contenido realmente lo merece.

7. Conversar

Los social media son canales bidireccionales de comunicación y se alimentan, por tanto, de los diálogos, no de los monólogos.

8. Tener tiempo para los social media

Un profesional de los social media nunca pone de excusa que no tiene tiempo para la Web 2.0. Aprovecha las múltiples herramientas a su disposición para sacar tiempo para los social media.

9. Bloguear

Es casi imposible alcanzar el grado óptimo de eficacia en los social media sin un blog. Las bitácoras online ayudan a los nuevos profesionales 2.0 a interactuar eficientemente con su audiencia.

10. Hacerse presente

Los profesionales de los social media se hacen constantemente presentes en la Web 2.0 haciendo preguntas, respondiendo y manteniendo conversaciones con otros usuarios.

11. Mostrar una personalidad propia

Sin una personalidad marcada, es difícil hacerse notar en la superpoblada Web Social.

12. Reírse de uno mismo

La Web 2.0 es un terreno tan amplio que es imposible pretender dominarlo de la noche a la mañana. Por eso, es importante que los aspirantes a expertos de los social media no se tomen a sí mismos demasiado en serio y que aprendan a reírse de sus propios fallos.

Facebook y las claves del éxito en Social Media Marketing

Facebook se ha asentado como una plataforma para que las marcas, de todo tipo de categorías, tamaños y públicos, puedan desarrollar nuevas estrategias, pedir predicciones y ofrecer pensamientos sobre cosas que no tienen nada que ver con su producto o servicio. Se trata, en definitiva, de unaestrategia conversacional o, mejor aún, humana. Pero según los últimos datos revelados por Facebook, las grandes ideas que presentan los grandes gurús de las redes sociales no parecen las mejores para hacer que una marca funcione en Facebook.

El estudio de Facebook se ha realizado sobre más de 1.200 posts publicados por 23 marcas en los que se han analizado diversos atributos y se han clasificado en función de un modelo cuantitativo con el que se ha logrado predecir qué posts generan una interacción mayor en “me gusta”, comentarios y veces que se comparte.

“El mayor previsor de interacción era que el post trataba sobre un tema relevante para la marca”, aseguró el director de plataformas de medición de Facebook Sean Bruich. “Impacta sobre todo, desde ligeros “me gusta” hasta ser compartido. Es una de las cosas más importantes que puede hacer una parca. La gente ve el contenido porque le gusta la marca, y tiene sentido que el contenido sobre la marca les haga interactuar”.

Eso sí, estas afirmaciones no significan que Facebook esté diciendo a los anunciantes que abandonen sus posts más conversacionales. “En general, los posts no relacionados no son un vaticinio de un aumento de la interacción. Pero dicho esto, no vamos a discutir que este tipo de posts son un buen cambio de ritmo”, explicó Bruich.

No hay más que mirar la página de Skittles en Facebook para entender lo que quiere decir Bruich. La marca de caramelos ha sido capaz de regir su página con sus propias reglas, creando un nuevo mundo en el que las definiciones habituales de relevancia no funcionan. Aunque también es cierto que no todas las marcas son Skittles, ni se pueden permitir serlo, por lo que la mayoría podrán obtener los mejores resultados aferrándose a los temas más acordes con su marca.

Por otro lado, el estudio de Facebook ha descubierto que pedir a la gente que haga “me gusta” en un post aumenta el número de “me gusta”, pero no funciona para otro tipo de interacciones, como compartir. De hecho, compartir contenidos supone una mayor inversión para los consumidores en términos de esfuerzo y, por tanto, es algo que se hace con menor frecuencia. Eso sí, desde el punto de vista del marketing, compartir un contenido tiene que verse como una interacción mucho más significativa, ya que supone que la marca estará llegando al amigo de un fan dentro de la red social, y esa es la clave de la viralidad.

Hay un orden en este universo. Hay verdades generales”, aseguró Bruich. Y lo cierto es que se está creando un cuerpo de conocimiento cada vez más estable, que empieza a reconfortar a muchos anunciantes que dedican más tiempo, recursos y atención a los medios sociales.

Fuente:marketingdirecto.com

Facebook y Twitter como Herramientas de búsqueda de empleo

Que Twitter, Facebook y las demás redes sociales son una muy buena fórmula para encontrar trabajo y que LinkedIn es mucho más que un CV online ya no es un secreto a estas alturas. En este mismo blog ya hemos visto el potencial de la web 2.0 y las redes sociales, no solamente para encontrar empleo, sino para mejorar además drásticamente tu perfil profesional creando tu marca personal.
Si asumimos que EEUU nos anticipa las tendencias en España también en este caso, resulta interesante la cifra de un estudio reciente realizado por Jobvite de que 1 de 6 personas en EEUU que ha buscado empleo en la web lo ha encontrado con ayuda de las redes sociales y, si cabe, más relevante aún sería el dato de que las empresas estaban utilizando la mayoría LinkedIn (87%), seguido por Facebook (55%) y Twitter (47%).

En España, según un estudio de la red Viadeo, de los españoles, el 51% ya usa la web 2.0 para encontrar trabajo, el 31% tiene un perfil en alguna red profesional, y el 10% ha encontrado trabajo gracias a la sus contactos en la red.

Pero, ¿cómo hacerlo exactamente?

Una sencilla búsqueda en YouTube al estilo de “encontrar trabajo en las redes sociales” te devolverá una variedad infinita de artículos llenos de buenos consejos como que sigas a las empresas que te interesan, que mantengas tu perfil actualizado, que seas constante y le dediques tiempo, que estar no es suficiente, que tienes que participar, que cuidado con la imagen que transmites en la red (¡no me digas!) y no sé cuantas obviedades más.

Con la que está cayendo me pareció un buen momento para poner un poco de orden y separar el grano de la paja (que hay muchísima), contar las mejores ideas para utilizar precisamente las redes sociales no profesionales Twitter y Facebook para encontrar trabajo (el caso de LinkedIn es más “obvio” y lo trataremos en entradas específicas) y hacer una pequeña recopilación de artículos con chicha como, por ejemplo, éste que no cuenten las mismas obviedades de siempre.

Empecemos por ser realistas
Antes de empezar conviene ser realista y recordar la frase de que “de dónde no hay no se puede sacar”, la cual es tan cierta en el mundo 2.0 como lo es en el mundo 1.0.
En EEUU el 45% de los reclutadores examinan el perfil online de los candidatos a un puesto de trabajo.
Dicho esto, antes de lanzarte a las redes sociales, debes analizar en qué estado forma se encuentra tu CV.

Si cuentas con un buen CV, es decir, si cuentas con algo que “vender”, estupendo, pero si tu CV resulta demasiado “flojo”, tienes una tarea previa muy importante que hacer. Olvídate por el momento de Facebook y Twitter y las redes sociales en general para para promocionarte, céntrate en trabajar en las deficiencias de tu CV (formación, idiomas, etc.), trabaja en ir creando una buena marca personal.

Cuando concluyas ese trabajo ya estarás en condiciones de utilizar las redes sociales para el “marketing 2.0” de tu marca y aplicar las ideas que se comentan en este artículo. Para crearte una marca personal y mejorar tu CV, por cierto, precisamente la web 2.0 puede ser una magnífica herramienta como podrás comprobar en esta otra serie temática de Ciudadano 2.0.

Sin embargo, el hecho de que puedan ser necesarios estos preparativos previos no quiere decir que no te sumerjas ya de lleno en las redes sociales desde un principio, todo lo contrario: aprovecha el tiempo para irlas conociendo mejor, para aprender a moverte en este medio, localizar e incorporar cuentas Twitter como, por ejemplo, @empleoytrabajo o @encontrabajo en tu timeline, aumentar el número y mejorar la selección de personas con las que te relacionas pensando en tus futuras acciones de búsqueda de empleo.

Si empiezas a hacer búsquedas desde el interfaz web de Twitter con los hashtags de abajo, verás además que Twitter te va sugiriendo cuentas relacionadas con empleo y reclutamiento. Esto te ayudará bastante a seleccionar las cuentas que más te interesan.

Por otra parte, te recomiendo especialmente el portal de Tagempleo dónde podrás encontrar un listado de tweets relacionados con ofertas y demandas de empleo, ahí no solamente podrás ver directamente estas ofertas (incluso sin tener una cuenta Twitter), sino que además te resultará muy útil para encontrar cuentas Twitter que te interesa seguir.

6 Consejos e ideas básicas para encontrar empleo en Facebook y Twitter

Veamos ahora una pequeña recopilación de consejos e ideas que me han parecido buenas, prácticas y no tan obvias como los consejos “típicos” citados al principio del artículo.
1.Repasa tu perfil en Facebook y Twitter reflejando los rasgos más positivos de tu personalidad, pero sin caer en artificialidad, hazlo sin complejos y de una forma sincera. Por otra parte, cuida no solamente la información del perfil, sino también su acabado gráfico (la calidad de las fotografías utilizadas, el diseño gráfico del perfil, colores, etc.). No hace falta un diseño profesional, simplemente que quede un acabado “decente” y limpio, hay muchos perfiles personales y profesionales brillantes (también para Google+) que sirven como ejemplo y en YouTube puedes encontrar tutoriales (he seleccionado unos vídeos abajo) sobre prácticamente cualquier aspecto que necesites aprender para poner manos a la obra tu mismo.
2.Cuida las opciones de privacidad de Facebook, de lo contrario, cualquier cosa que publiques podría ser vista en público y algunas quizás no serían nada buenas para tu imagen en los procesos de reclutamiento.
3.Aprovecha las aplicaciones profesionales: una buena opción en Facebook es integrar tu blog WordPress para que aparezcan los posts de tu blog, aplicaciones como My Linkedin Profile para adjuntar tu perfil de esta red en otras, usar aplicaciones como SlideShare para compartir tus presentaciones, etc., etc. Además, con la compra de Instagram por parte de Facebook cabe esperar también un mayor desarrollo de las posibilidades de integración de imágenes y fotografías (interesante para portafolios profesionales) que posiblemente puedas aprovechar. En cualquier caso, en este momento ya tienes grandes posibilidades, por ejemplo, integrando Pinterest en Facebook.

4.En Twitter, usa los hashtags para buscar ofertas y ofrecer tus servicios (hablaremos de cómo hacer esto bien en otro artículo). Son una herramienta fundamental a la hora de localizar oportunidades laborales. Algunas ideas:

Usa hashtags generales como #trabajo, #empleo, #oferta, #ofertastrabajo, #ofertasempleo, #buscotrabajo, #laboral o #rrhh y hashtags como #madrid y #barcelona para filtrar por ciudades
Usa herramientas como Hashtagify.me para explorar los hashtags más interesantes.
Mantente al tanto de eventos relacionados con tu sector. Es habitual que vayan acompañados con hashtags específicos del evento y puedes usarlos para participar en las conversaciones y darte a conocer (de manera discreta, sin pedir trabajo descaradamente).
Si no te manejas bien con los conceptos como los hashtags de Twitter o no entiendes bien el punto anterior, echa un vistazo a este mini-curso de Twitter. Ahí podrás aprender lo más importante y luego ya serás capaz de profundizar por tu cuenta en los aspectos específicos que más de interesen en tu caso.

5.Conecta directamente con los reclutadores/headhunters. Abajo encontrarás algunas referencias para empezar a trabajar en esta tarea.
6.No te olvides del mundo offline. Las redes sociales están muy bien, pero a la hora de relacionarse la presencia física sigue teniendo mucho peso, no es lo mismo conocerse solo online que conocerse en persona y luego mantener el contacto online. Un manera magnífica de mejorar la envergadura y calidad de tu red de contactos y hacer un auténtico networking de calidad (especialmente si partes desde cero o casi cero con tu red de contactos) es participar en eventos de Twitter o iniciativas especializadas como los eventos de Pink Slip Party.

Fuente: Javier López, ciudadano2cero.com

10 Claves para usar Linkedin para encontrar empleo

No hacer contactos al “tun-tun” sino selectivamente y en base a unos objetivos definidos, unirse y participar activamente en los grupos profesionales para llamar la atención de los “cazatalentos”, o cuidar la propia identidad y reputación digital son algunas de las recomendaciones contenidas en este decálogo.

El CEF (Centro de Estudios Financieros), la escuela de negocios y centro preparador de oposiciones, ha publicado hoy un decálogo que recoge 10 aspectos a tener en cuenta para usar Linkedin como herramienta de búsqueda de empleo.

Estos 10 consejos han sido recogidos por Marta Blasco Camacho, experta en tecnologías web 2.0 aplicadas a los RRHH y profesora de redes sociales del CEF, y forman parte del contenido de unos seminarios que el CEF ha organizado sobre el potencial de las redes sociales en la búsqueda de empleo.

En palabras de Marta Blasco, “Linkedin se está convirtiendo en una vía esencial como método de reclutamiento. Sus bajos costes, la posibilidad de llegar a los profesionales directamente, sin intermediarios y sin tener que esperar a que se apunten a un anuncio; el disponer de un CV actualizado, y la ventaja de usar un Networking tan potente como el que brinda una red con 135 millones de usuarios en todo el mundo hacen que las empresas utilicen cada vez más Linkedin en sus procesos de selección de personal”.

Según la responsable de este decálogo, de cara al candidato, Linkedin es una herramienta de gran potencial y que, si se sabe explotar, puede abrirle oportunidades laborales muy interesantes. Para ello, ofrece 10 recomendaciones:

1) Cuida la imagen. Si decidimos generarnos un perfil en Linkedin, tenemos que tener en cuenta que vamos a estar expuestos las 24 horas del día los 365 días del año, como si de un escaparate se tratase. Es esencial tener el perfil lo más completo posible y cuidar la foto que ponemos en el mismo.

2) Gestiona adecuadamente tus contactos. No hagas contactos por el mero hecho de hacerlos, para eso existen otras redes sociales. Define tu objetivo (¿qué quiero conseguir con Linkedin?) y una vez definido, selecciona tus contactos en función del mismo. Así, si tu objetivo es encontrar trabajo, tus contactos deberían ser miembros de departamentos de RR.HH de empresas, consultoras, headhunters, ETTs, etc.

3) Únete a grupos profesionales y participa en ellos. Así podrás mostrar tu “expertise”, compartir conocimientos, obtener información útil sobre tu sector, etc. Ten en cuenta que participar en grupos puede servir de escaparate para que nos vean aquellas personas que están buscando talentos.

4) Transmite posicionamiento y diferenciación. Aprovecha los tres sitios Web y las distintas aplicaciones (Slideshare, WordPress, Box.Net, etc.) que te proporciona Linkedin para diferenciarte y subir documentos en distintos formatos (presentaciones Power Point, Vídeos, Podcast). También aprovecha las referencias que hagan de ti otros usuarios de Linkedin (al menos deberás tener dos).

5) Cuida tu identidad y maneja tu reputación digital. Un estudio reciente de Career Builder señala que un 34% de las empresas estudiadas han rechazado el perfil inscrito a sus ofertas de trabajo tras ver su perfil de Facebook. Si estás buscando trabajo, lo primero que tienes que tener claro es qué información existe sobre ti en la Red. Busca tu nombre en Google, a ver qué aparece. Ten cuidado con lo que escribes en blogs, foros, etc. y sobre todo, si tienes perfil en Facebook, preocúpate de que nadie exceptuando las personas que tú quieras pueda acceder al mismo.

6) Cuida el contenido de tu perfil. El contenido de tu perfil no tiene que ser como el de un CV, el cual se basa principalmente en funciones y tareas. Enfócalo más bien a logros y resultados, cuantificándolos en cada uno de los apartados. Rellena cuidadosamente el extracto y las especialidades, así como las actitudes (estos 2 últimos aspectos favorecerán la búsqueda de tu perfil por parte de las empresas). Y sobre todo, no dejes apartados sin completar.

7) Cuida las “reglas informales” a la hora de comunicarte con los contactos. Agradece cada vez que un nuevo contacto te acepta. No le escribas a su correo personal sin pedirle permiso previamente. Deja un tiempo prudencial hasta que le envíes tu CV y datos de contacto. No seas insistente y sobre todo, acostúmbrate a tener paciencia.

8) Si estás buscando trabajo y ya tienes un empleo, configura adecuadamente tu perfil para evitar problemas. Las opciones que te permite Linkedin en cuanto a tu configuración son: 1) Feed de actividad (te permite dar a conocer a los demás las empresas a las que sigues, cambios en tu perfil, actualizaciones de tu status, etc); 2) Difusión de tu actividad (contactos que has incorporado a tu lista, grupos a los que te has unido, etc.); 3) Acceso a tus contactos (quién puede ver tu lista de contactos).

La recomendación es que cuando estás en búsqueda activa de trabajo y ya estás trabajando, todas estas opciones las tengas configuradas de tal forma que no puedan ser visualizadas por nadie. En las demás circunstancias, deberías tenerlo totalmente abierto.

9) Mantén siempre la red actualizada. Piensa en la sensación que da cuando vemos un CV o una página Web no actualizada. Indirectamente, eso será síntoma de dejadez y falta de atención.

10) Dedícale tiempo. Tener un perfil de Linkedin adecuado implica horas de dedicación. Y una vez creado, todavía se necesita más tiempo para poder poner en marcha todo lo anterior. De las horas de dedicación, dependerá la eficacia de la herramienta.

Fuente:puromarketing