Marketing y Publicidad Profesional

Adele arrasó en los Grammys

“Hello” es el tema que le trajo la mayoría de los premios: canción del año, mejor grabación y mejor álbum del año. Le arrebató los 5 galardones a Beyoncé.

AFP

Adele se llevó este domingo los Grammy a Canción del Año y Mejor Grabación del Año con “Hello”, la exitosa balada que marcó el regreso triunfante de la cantante británica. Además con su disco “25”, que incluye este tema, ganó a Mejor Álbum del Año (Lea: Magnífica apertura de los Grammys a cargo de Adele)

El premio de Mejor Grabación reconoce a todos los involucrados en el proceso, incluido el intérprete, el compositor y los productores. Adele se impuso por encima de Beyoncé, que competía con su hip-hop “Formation”.

“Quiero agradecerte [Greg Kurstin] por tu paciencia y por ayudarme a crear mi canción favorita de la vida”, expresó al recibir el premio. (Vea: ¿La maldición de Adele? Nuevo problema en su show en los Grammy

Aprovechó igualmente para disculparse por el improperio que lanzó en plena transmisión en vivo al interrumpir el homenaje a George Michael para volver a comenzar.

“Me disculpo por las malas palabras. George Michael, lo amo, significa mucho para mí, disculpen si ofendí a alguien“, expresó la cantante, que ya el año pasado tuvo una situación similar también en la ceremonia de los Grammy.

En aquella oportunidad, su voz se escuchó desafinada y ella explicó que se había tratado de un problema técnico.

Adele se llevó esta noche cinco galardones y es la segunda vez que se impone en la categoría a canción del año después de que lo hiciera en 2012 junto al productor inglés Paul Epworth por “Rolling in the Deep”.

“Hello” fue el primer single del álbum “25”, la continuación de su exitoso disco de 2011 “21”, y demostró que la artista regresó con el mismo poderío comercial.

Con “Hello”, Adele optó por mantener su fórmula ganadora de baladas románticas, cantando con tristeza sobre sus intentos fallidos de contactar a una persona por teléfono para pedirle disculpas.

“Hello” fue número uno en muchas partes del mundo y se convirtió en la primera canción que vendió un millón de descargas en una semana.

El video del tema, rodado en formato high-end IMAX, es el décimo más visto de la historia en YouTube.