El rincón de Sissi, la startup española que debes conocer si te gusta la moda

La tienda online el rincón de Sissi , de reciente creación ,te va a interesar, y si sois compradores habituales en el mundo de internet mucho más. La moda es uno de los sectores que se han ido abriendo hueco entre las compañías tecnológicas españolas.

el_rincon_de_sissiEsta tienda online con nombre de emperatriz, ha revolucionado el mundo de las compras online con unas simples características pero muy bien gestionadas. Con una selección de prendas de diferentes proveedores han logrado hacerse un hueco entre los gigantes del sector.

el_rincon_de_sissi_tienda_online

Tras analizar su modelo de negocio, destacamos que la tienda online el rincón de Sissi cuenta con tres claves fundamentales a la hora de llevar a cabo un e-commerce, una gran y seleccionada colección de ropa, la seguridad que ofrecen en los pagos y devoluciones y lo más importante, la atención al cliente.

el_rincon_de_sissi_tienda_on_line

En la variedad esta la clave, por lo tanto un ejemplo de buenos precios, ofertas, productos de calidad, diversidad y un servicio de primera y personalizado lo encontrarás en el rincón de Sissi.

el_rincon_de_sissi_vestido

Las tiendas online siguen revolucionando el mercado y es que esta startup nacida en Marbella por una joven pareja esta teniendo un crecimiento excelente debido entre otras cosas a sus creativas campañas en Internet y redes sociales. Os dejamos con los enlaces a sus diferentes redes sociales y página web:

Página Web: Página web el rincón de Sissi

Fan page Facebook: Fan page de Facebook

Perfil en Instagram: Perfil en Instagram

 

 

7 Claves para crear una tienda online de éxito

chica1

Mucha gente piensa que crear una tienda online es tan sencillo como poner una web en internet y empezar a vender.Vender en internet es tan fácil o difícil como puede ser vender en el mundo offline, si aplicamos la estrategia correcta venderemos, si la estrategia que seguimos no es la idónea no venderemos.Lo que hay que tener muy en cuenta a la hora de plantearnos crear una tienda online es que en internet, las personas compran de forma distinta a como lo hacen en las tiendas físicas, por lo tanto la estrategia a seguir es completamente diferente.

Antes de montar un comercio online hay que analizar tres puntos esenciales:

–          Estudiar muy a fondo nuestro mercado potencial en internet

–          Tener en cuenta si contamos con los recursos necesarios para poner en marcha el proyecto y aguantar un tiempo prudencial sin generar ingresos, hasta que las políticas de márketing de nuestra estrategia den sus frutos.

–          Viabilidad del proyecto

Si tenemos un negocio físico y vamos a crear una tienda online, hay que considerar el comercio electrónico como un canal más de venta que añadir a los canales tradicionales.

Si te preguntas. ¿Por qué vender en internet?
La respuesta es tan sencilla como que mientras en el mundo físico las ventas han descendido de una forma drástica, en internet el comercio electrónico está obteniendo un crecimiento del 10% anual.

Si ya lo tienes claro y quieres vender tus productos o servicios en la red, las 7 claves para tener éxito con tu comercio electrónico son las siguientes:

carrito1

1 – Define claramente la estrategia a seguir

Aunque los 7 puntos son importantes, considero que tener muy clara la estrategia a seguir en nuestra tienda online es la parte vital para conseguir un comercio electrónico de éxito.

2 – Diseño de la tienda online

A la hora de elegir el tipo de tienda online, debemos decidirnos por un desarrollo a medida o bien por adaptar algún software existente a nuestro proyecto.
Si no se trata de un gran proyecto con características muy particulares, la segunda opción es la idónea y más económica ya que en el mercado existen varias opciones donde podemos escoger la que mejor se adapte a nuestras posibilidades.

Debemos tener muy en cuenta que la gente debe sentirse a gusto dentro de nuestra web, que le transmita confianza y que sea muy fácil acceder a los contenidos, navegar por las distintas secciones, pagar, etc.

3 – Métodos de pago

Hay que seleccionar los métodos de pago idóneos para nuestro mercado.

Elegiremos los que mejor se adapten a nuestro público objetivo, tenemos varias opciones como pago con tarjeta, transferencia bancaria, paypal, etc.

4 – Promoción

Por muy bien hecha que esté la tienda online, si no conseguimos visitas no lograremos vender nada.

Hay que definir si vamos a realizar publicidad de pago por click, promoción en redes sociales, márketing de guerrilla, email márketing, SEO, etc.

5 – Logística

Es un aspecto importante a tener en cuenta ya que el envío de productos y la gestión de  devoluciones es básico en el comercio electrónico

6 – Analítica

En internet se puede medir todo.

En una tienda online es básico analizar las estadísticas, ya que con ello podemos realizar cambios en determinadas políticas de márketing que no funcionan y así reaccionar a tiempo sin malgastar recursos.

Hay que analizar los datos sobre el retorno de la inversión ROI

Debemos medir también el grado de satisfacción de nuestros clientes ya que un buen servicio de atención al cliente es vital para una tienda online.

7 – Normativa legal

Al tener una tienda online somos una empresa y por lo tanto debemos cumplir la normativa legal referente a compañías mercantiles y al estar en internet también habrá que cumplir normativas propias del medio como la LSSI (Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y del Comercio Electrónico).

Ni que decir tiene que debemos cumplir la LOPD (Ley de Protección de Datos), cumplir con los aspectos fiscales, cumplir con la Ley de Propiedad Intelectual respecto a las imágenes de nuestra web, etc.

Fuente: http://www.soyemprendedor.info/

Claves para crear una tienda online y obtener rentabilidad

Cuando la gente  preguntan sobre cuáles son las claves para crear una tienda online exitosa siempre digo lo mismo: “depende de tu empresa. Todos los negocios son diferentes y las personas que los dirigen y gestionan también lo son, al igual que los mercados, la competencia, el momento, etc, y por ello no creo que se puedan definir las claves como respuestas si no como preguntas”

Por tanto, en este post no se pretende aportar respuestas, si no dirigir adecuadamente las preguntas que uno debe hacerse para que su negocio online tenga éxito y rentabilidad. Tampoco voy a utilizar un lenguaje técnico si no de vendedor a vendedor, de empresario a empresario. Si eres empresario te sentirás identificado más fácilmente en lo que explique y si eres profesional del comercio electrónico espero ayudarte a pensar como piensa un vendedor.

Llevo 20 años vendiendo casi de todo, desde bolsas de plástico para comercios hasta ERP’s como Navision pasando por equipamiento de boxeo, telefonía fija y móvil, seguros, generadores de ozono, pufes de diseño, camisetas, calzado y no sé cuantas cosas más.

Siempre, desde el principio de mi carrera profesional he tenido mucha hambre de aprender, siempre me he cuestionado todo lo que he hecho y la gente que me conoce sabe que siempre estoy cambiando la forma de trabajar y siempre estoy indagando nuevos métodos y fórmulas. Los empresarios debemos tener una actitud curiosa ante el mundo: investigarlo todo y no estancarnos. Como hemos podido ver durante esta crisis, sólo se han mantenido a flote los que no han parado de probar fórmulas, de innovar.

Lo cierto es que en todo este tiempo he llegado a 4 conclusiones básicas, siempre enfocadas en la idea de que una empresa está hecha para GANAR DINERO.

1) Debes saber localizar a tu público objetivo, hacer que te encuentre, escucharle y entender sus necesidades para poder darle lo que realmente quiere. Cuando somos compradores nunca estamos del todo satisfechos con lo que nos venden, siempre se puede mejorar la oferta.

2) Debes tener una oferta diferenciadora que cubra esas carencias y que te posicione por delante de tus competidores, pero además debes de tener un argumento comercial que lo transmita claramente. No vale con ser bueno, además tienes que parecerlo.

3) Debes buscar la manera de obtener el mejor margen de beneficio bruto en cada venta. Descontar todos los costes de producto y de operaciones y que cada venta siga siendo rentable y que esa rentabilidad pueda hacer que crezca.

4) Debes encontrar la manera de gestionar tu negocio de la forma más fácil posible y de que sea fácil para tu cliente.

Todo esto no es nada nuevo para un empresario o para un vendedor, pero a partir de estas conclusiones que todos tenemos en la cabeza la pregunta es ¿Cómo lo hago en internet?

Como decía al principio, la clave no está en las respuestas si no en la forma en la que dirigimos las preguntas. Por tanto vamos a analizar los cuatro puntos anteriores para descubrir qué indicadores podemos medir y como hacernos dichas preguntas adecuadamente.

1) En Internet hay básicamente cuatro fuentes desde las que llegarán visitas a nuestra empresa:

  1. Visitas directas
  2. Visitas desde sitios que han hablado de nosotros (sitios de referencia)
  3. Visitas desde buscadores por posicionamiento natural (SEO)
  4. Visitas desde publicidad, ya sea adwords o banners publicitarios en sitios

Hay que trabajarlas todas, medir el coste de cada visita desde cada fuente, analizar lo que sucede con cada visita desde cada fuente, para averiguar información sobre la gente que nos está visitando. La forma de medir el coste de las visitas es muy sencillo, dividir el coste total entre las visitas totales y me sale en coste por visita (CPC o coste por click)

Una vez que he atraído gente a mi empresa ahora toca conocerles, he de acercarme a ellos y preguntarles lo que quiero saber, desde formularios de contacto en la web o enviados por mail, desde un chat online para hablar en directo con ellos, desde encuestas de satisfacción después de las visitas o después de los pedidos, hablando por teléfono, etc, etc.

2) Por un lado debo de tener una oferta diferenciadora y solo la podré tener si conozco perfectamente a mi visitante y por supuesto a mi competencia. ¿Soy capaz de ofrecer algo mejor y que mis visitantes estén dispuestos a pagar para llevárselo?

Pero por otro lado tengo que saber mostrarlo como tal, que la forma en la que lo perciban sea la apropiada. Recordad que estamos en Internet y cuanta más información, de mejor calidad y mejor la mostremos, más posibilidades hay de que se entienda adecuadamente.

Esto se mide con la “tasa de conversión”, dividir el número de pedidos entre las visitas y expresarlo en tantos por ciento.

Si hacemos esta medición por cada fuente en visitantes sabremos por dónde nos compran más y lo podremos comparar con lo que nos cuesta que nos visiten. Entonces calculamos el coste de adquisición, que es dividir la inversión entre el número de pedidos, obteniendo lo que me ha costado conseguir cada venta.

Ejemplo de coste de adquisición: Si tengo un 1% de conversión, de cada 100 visitas obtengo una venta. Si he invertido 50€ y he conseguido una venta, cada venta me cuesta 50€.

La pregunta sería ¿Cómo puedo mejorar mi tasa de conversión?: mejorando la oferta (esto ya depende de cada uno como vea su producto) y mejorando la forma en la que lo muestro en la web, un diseño claro, atractivo para el público al que me dirijo, facilitando la compra con un checkout en una sola página, aportando confianza con la creación de un sitio seguro y demostrar que lo es, tener un excelente servicio de atención al cliente, etc.

Si cada cambio que hago lo mido en conversiones sabré si estoy haciendo los cambios adecuadamente o no y podré ir validando las acciones realizadas.

3) En internet no hay que trasladar el negocio físico a la red porque puede no funcionar. ¿Qué hacer cuando el producto tiene un margen muy pequeño después de descontar los costes logísticos y costes de adquisición? Muy probablemente no pueda vender todos los productos de mi catálogo por internet como lo haría en una tienda física. Por ejemplo, una tienda de lámparas que también vende bombillas, es muy probable que quiera vender las bombillas sueltas. La pregunta sería ¿su tienda vende lámparas o bombillas? ¿le sale rentable vender las bombillas sueltas? Ahora bien, si cree que es un valor añadido vender bombillas, es muy probable que deba hacerlo SOLO como producto relacionado cuando el comprador ha elegido una lámpara, además dándole la opción de seleccionar solo las bombillas que van más acorde a esa lámpara. De esta forma incrementa el precio medio del pedido, ofrece un valor diferencial recomendando la bombilla adecuada, y mejora márgenes porque mete dos productos en el mismo envió y por tanto prorratea los costes de la logística en el mismo envío.

4) En la sencillez radica la rentabilidad, la optimización de recursos, la optimización de esfuerzos, que nuestro comprador tenga una experiencia fácil y cómoda, que nuestros procesos de venta y de gestión se automaticen cuando detecte acciones repetitivas y que elimine constantemente cuellos de botella. La única forma de conseguir escalabilidad en el eCommerce es trabajar constantemente en los procesos internos, tanto en la gestión de la tienda online como en su analítica, en la gestión de los proveedores, compras, ventas, almacén, atención al cliente, proceso comercial, etc, etc, etc. Pero NO hace falta hacerlo todo desde el principio. Podemos empezar con una tienda, luego iremos conectándola a nuestro ERP o montando uno, según lo necesitemos podremos conectarnos a un CRM que nos permita gestionar mejor nuestra relación con el cliente, nuestros Chats OnLine podremos automatizarlos para que cuantas más visitas tengamos nos seleccione solo aquellas que más interesante sea atender personalmente, y muchos otros factores. Es importante dibujar y rediseñar constantemente nuestros diagramas de flujo en todos los procesos, analizando los cuellos de botella y los puntos de mejora. Si consigo una escalabilidad podré crecer en ventas con los mismos costes, posiblemente mejore mis precios de compra y por tanto incrementaré mi Ebitda.

Estas cuatro cuestiones que generan infinitas y constantes preguntas que debemos ir respondiendo para mejorar hay que verlas de manera interconectada y mantenerlas en constante análisis. De nada sirve conocer el número de visitas que tengo desde una fuente si no lo cruzo con lo que me cuestan dichas visitas, con la conversión que consigo desde ellas, con el margen que gano en esas ventas y con la estructura interna que me consume.

Hay que medir contantemente, cada medición me dará una información que necesitará ir pivotando y cambiando el modelo. Hay que ser ágil, trabajar con el concepto Lean StartUp en el que todo se cuestiona, se analiza, se valida y se cambia. No importa equivocarse haciendo cambios. La esencia es fallar pronto y fallar barato para evolucionar constantemente.

Como decía Will Smith, “Si quieres construir una pared, no visualices la pared, no te preocupes por cómo va a quedar. Pon el primer ladrillo, pero de la mejor manera que podrías poner un ladrillo, analiza como ha quedado y cuando lo tengas claro pon el segundo, y después el tercero y así hasta tener la pared”.

Fuente: Javier Echaleku @echaleku